TOP NEWS

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas mattis nisi felis, vel ullamcorper dolor. Integer iaculis nisi id nisl porta vestibulum.

jueves, 19 de mayo de 2011

Cosas interesante de cómo elegir nuestros aromas.


La relación entre un perfume y su portador es única. El Ph de la piel reacciona de manera diferente ante cada esencia, y el resultado es un aroma irrepetible. Por eso, llegar a descubrir el perfume perfecto depende de muchos factores.


 

Uno de los métodos para describir y fabricar perfumes es recurrir a una metáfora musical. Tres grupos de notas (en este caso aromáticas) crean el acorde de cada perfume. Además de actuar de forma separada, las esencias se influyen para generar combinaciones únicas.


 

Las notas altas son las primeras en ser percibidas. Forman la primera impresión y juegan un papel importante al momento de la venta.


 

Las notas medias (conocidas como el corazón del perfume) son percibidas cuando las notas altas comienzan a evaporarse, y actúan como máscara de las notas bajas, que pueden dejar una primera impresión desagradable que va cambiando con los minutos.


 

Las notas bajas suelen pasar desapercibidas 30 minutos después de la aplicación del perfume, e inclusive más tiempo. Forman junto con las notas medias el tema principal del perfume.


 

Una vez que conoces este importante dato sobre los perfumes, debes tener en cuenta los siguientes consejos antes de elegir uno:

* Al probar un perfume aplícalo en tu muñeca y en el doblez del codo, y percibe cómo huele en tu piel. Espera al menos 15 minutos (si estás en una tienda puedes ir a ver otras cosas). Vuelve a olerlo y entonces podrás decidir si te gusta o no.

* No lo compres simplemente porque te gustó cómo olía en una amiga. Un perfume huele diferente en cada persona, debido a los olores naturales de cada quien (que dependen de la alimentación, tipo de piel y estilo de vida).

* Cuando vayas a elegir un perfume, procura no llevar ninguno puesto.

* Pide la opinión de alguien más para que perciba cómo huele ese aroma en ti.

* Prueba además qué tan fuerte es el perfume. Muchas veces hasta nos llegamos a sentir mal por estar oliendo el perfume todo el día, así es que si eres un poco sensible con los aromas, elige uno más ligero.

* El clima modifica el uso de un perfume. El calor lo evapora más rápido y el frío lo fortalece. Sin embargo el calor húmedo intensifica las fragancias, por lo que se vuelve aconsejable elegir esencias más livianas.

* El precio no es un indicativo para comprar un perfume. Hoy en día las fragancias más caras lo son por cuestiones de marketing: botellas de lujo, boom publicitario o la utilización del nombre de alguna celebridad.

* No se debe comprar un perfume en situaciones en las que el cuerpo sufre cambios hormonales intensos, como durante el embarazo.

* Probar más de dos perfumes a la vez vuelve muy difícil la tarea de juzgar la esencia correctamente. Lo ideal sería usar una muestra hasta que las notas medias y bajas aparecen, especialmente si se trata de un perfume caro.

* Al probar un perfume no se debe frotar la piel porque se estropea su composición.


 

Las notas, la concentración y la categoría de un perfume son datos importantes a la hora de hacer una elección. Pero la decisión final debe basarse en el resultado del encuentro entre la fragancia y la piel, que cuando logran una combinación feliz hacen del mundo un lugar un poco más bello.